Las acciones de Nike han pasado por momentos difíciles últimamente, pero ¿debería comprar las acciones en la caída?

Ni el autor Tim Fries ni este sitio web, The Tokenist, brindan asesoramiento financiero. Revise la política de nuestro sitio web antes de tomar decisiones financieras.

Nike (NYSE: NKE), el gigante mundial de la ropa deportiva, ha visto caer el precio de sus acciones en los últimos meses, alcanzando un mínimo de cuatro años luego de resultados financieros decepcionantes y una perspectiva cautelosa para el próximo año fiscal.

Las acciones de la compañía cerraron a 73,56 dólares el lunes, un descenso del 2,49% en el día, lo que refleja una fuerte caída del 31,76% desde principios de año.

Tres factores están afectando las acciones de Nike recientemente

Tres factores principales han contribuido recientemente a la caída de las acciones de Nike. En primer lugar, los resultados financieros de la empresa no cumplieron con las expectativas.

En el cuarto trimestre del año fiscal 2024, los ingresos cayeron un 2% año tras año a 12.600 millones de dólares, 250 millones de dólares menos que las expectativas de los analistas. Los ingresos de Nike Direct, un motor clave de crecimiento en los últimos años, también cayeron un 8% en el mismo período. Para aumentar las preocupaciones de los inversores, las previsiones de la empresa para el año fiscal 2025 esperan una caída porcentual de las ventas de un dígito medio, en marcado contraste con el crecimiento que muchos habían esperado.

En segundo lugar, Nike también se enfrenta a una débil demanda de los consumidores y a desafíos del mercado en varias regiones. La compañía informó una débil demanda de sus franquicias de calzado clásico y débiles ventas tradicionales en China, un mercado de crecimiento muy importante.

La demanda desequilibrada en la región EMEA y los obstáculos macroeconómicos que afectan a los consumidores de bajos ingresos han complicado aún más las perspectivas de ventas de Nike.

Finalmente, la creciente competencia plantea una gran amenaza al dominio del mercado de Nike. Marcas emergentes como On y Hoka están ganando terreno en segmentos clave como el running, mientras que competidores establecidos como Lululemon continúan ampliando su participación de mercado.

En China, las marcas locales de ropa deportiva son cada vez más populares entre los consumidores locales, lo que representa un desafío para la posición de Nike en este importante mercado.

¿Nike ofrece una oportunidad de «comprar en la caída» en un «año de transición»?

A pesar de estos desafíos, la dirección de Nike sigue siendo optimista sobre las perspectivas a largo plazo de la empresa. El gigante de la ropa deportiva está entrando en lo que llama un «año de transición», con planes para un ciclo de innovación de varios años destinado a revitalizar la marca.

El enfoque de Nike en “crear una poderosa energía de marca” a través de la narración y la diferenciación de la marca, junto con el compromiso de poner “el deporte nuevamente en el centro de todo lo que hacemos”, señala un giro estratégico para abordar los desafíos actuales del mercado.

Sin embargo, los inversores siguen siendo cautelosos respecto a las perspectivas a corto plazo de Nike. La acción cotiza actualmente a 25 veces las ganancias futuras, una valoración que puede aumentar a medida que los analistas ajusten sus estimaciones a la baja.

Mientras que algunos analistas, como Morningstar, mantienen una perspectiva positiva a largo plazo con una estimación de valor razonable de 124 dólares por acción, otros señalan a competidores de más rápido crecimiento como Lululemon (NASDAQ:LULU) que cotizan con valoraciones más bajas como una razón para hacer una pausa.

Descargo de responsabilidad: el autor no posee acciones ni ocupa ninguna posición en ninguno de los valores mencionados en el artículo.

Sobre el Autor

Tim Fries es el cofundador de The Tokenist. Tiene una licenciatura en ingeniería mecánica de la Universidad de Michigan y una maestría en administración de empresas de la Escuela de Negocios Booth de la Universidad de Chicago. Tim se desempeñó como socio principal del equipo de inversión de la división de capital privado de EE. UU. de RW Baird y también es cofundador de Protective Technologies Capital, una firma de inversión especializada en soluciones de sensores, protección y control.

Puede interesarte

Los inversores que perdieron dinero en NIKE, Inc. (NKE) deben ponerse en contacto con The Gross Law Firm con respecto a la demanda colectiva pendiente.

Nueva York, 17 de julio de 2024 /PRNewswire/ — Gross Law Firm ha emitido el …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *